PALLOTTI DA UN PASO HACIA EL FUTURO: BACHILLERATO TECNOLÓGICO OPCIÓN DEPORTE Y RECREACIÓN

Wilson Netto y Alfredo Etchandy valoraron, destacaron y felicitaron la decisión de la institución de incluir esta opción en su propuesta académica para 2018.

(Prof. Karina Mundin, Prof. Wilson Netto, P.Dr. Alejandro Fontana, Dr. Alfredo Etchandy).

 

En un evento que convocó a un centenar de autoridades del deporte departamental y nacional, deportistas, alumnos y prensa, el pasado jueves, el Colegio y Liceo Pallotti anunció públicamente la decisión de incluir en los cursos de 2018 el Bachillerato Tecnológico Opción Deporte y Recreación.

La noticia fue valorada y reconocida por el presidente del Codicen, Prof. Wilson Netto, y el Subsecretario Nacional del Deporte, Dr. Alfredo Etchandy, quienes destacaron el gran aporte que brinda a la educación en el país.

Actualmente están cursando el bachillerato deportivo 7.300 alumnos en todo el país, pero existe la necesidad de abrir nuevos espacios por la gran demanda que no puede ser contemplada y para la que Pallotti, un colegio con gran tradición deportiva, incursiona como primera institución católica que brindará esta opción académica.

 

El anuncio

La ceremonia en la que se realizó el anuncio tuvo como escenario Kunigunda, un espacio en las instalaciones del Colegio y Liceo Pallotti que la institución destina para el desarrollo de sus actividades sociales y culturales y que en esta ocasión encontró al P. Alejandro Fontana, director del Colegio y Liceo Pallotti, los mencionados Prof. Netto, Dr. Etchandy, la Prof. Karina Mundín, Secretaria de Deportes de la Intendencia de Montevideo, y a la alumna Julieta Melogno, de tercer año de liceo, al frente de un auditorio que conformaron más de un centenar de personas que recibieron la noticia sobre la decisión adoptada por el colegio.

Durante su participación, el P. Alejandro Fontana desmenuzó los detalles sobre la importancia de la decisión adoptada y enumeró los cinco argumentos que llevaron a la dirección del colegio a incorporar esta actividad.

“Primero, por la trayectoria de nuestra institución. Tenemos una larga tradición en el deporte, tenemos muchos jugadores de fútbol vinculados a la institución, además de tener convenio con un club deportivo grande de nuestro país. Actualmente se dictan en nuestra institución más de 120 horas semanales dedicadas al deporte”, comenzó explicando. “En segundo término, porque tenemos en el sector masculino no solo un convenio con este club deportivo, sino porque en el nocturno tenemos muchos alumnos vinculados al fútbol y en el sector femenino tenemos alumnas en la gimnasia artística y aeróbica que se han destacado a nivel nacional e internacional”. Sin pausas, continuó explicando: “Tercero, en el Pallotti nos adaptamos a nuevas formas de aprendizaje. Cuarto, muchas veces en el sistema educativo creemos que todos los alumnos están motivados para estudiar. Hoy en día nuestra experiencia nos demuestra que, aún muy capaces, no están motivados para sostener un ritmo continuado y sostenido de esfuerzo durante nueve meses en el año. Por eso hay tantas inasistencias. Creemos que aquellos alumnos que se destacan en el deporte esta orientación va ayudarlos a motivarlos a mantener un esfuerzo sostenido y positivo, y terminar así el bachillerato”. Finalmente concluyó: “El quinto y último argumento es que el bachillerato tecnológico en particular une dos elementos fundamentales: el conocimiento y el trabajo. El que egresa de este bachillerato además de tener abiertas las puertas en distintas facultades y universidades, también tiene oportunidades laborales más precoces que para el resto de los profesionales”.

El director del Pallotti confirmó que en el primer año, en 2018, dictará solamente el curso en el turno diurno, y confirmó que en 2019 abrirá esta opción también en el nocturno. Finalmente informó que las inscripciones están abiertas.

 

Wilson Netto: “Vale la pena”

 

El presidente del Codicen se preguntó en el comienzo de su alocución, “¿cómo llegamos a una propuesta de esta característica?”, y respondió: “En primer lugar, hace algunos años observamos la importancia de respetar esos talentos e iniciativas que son motores internos, que cada uno de nosotros tiene, que nos permite acercarnos con mayor placer a ciertas orientaciones. Eso podríamos definirlo como diversidad. Una diversidad que muchas veces se puede ver como un problema, pero que si lo enfocamos desde esta realidad, en función de reconocer y analizar distintos tipos de inteligencia e intereses lo podemos observar como una gran fortaleza”.

En segundo punto argumentó que “veníamos de situaciones de cuando un joven o una joven, que quería jugar al fútbol y estudiar, le decían: ‘¿Querés dedicarte a la pelotita? Hacelo, pero si querés estudiar acomodá tus horarios’. Eso marcaba fuertemente las posibilidades reales de la vida de la gente. Si desarrollaba todas las actividades vinculadas a sus intereses o estaba limitada por un sistema educativo que creía que lo único válido era lo que ocurría en su espacio físico y dentro de su concepción. Eso nos llevó su análisis y discusión. Estos dos elementos fueron los que potenciaron muchas áreas nuevas que el país actualmente tiene en educación”.

En tercer lugar hubo un elemento que también fue determinante: “Cuando recorríamos el país, hace ya más de 10 años, veíamos jugando a los chiquilines en la calle. Nos deteníamos, charlábamos con ellos y notábamos que había un porcentaje de jóvenes, con un entusiasmo fantástico, que estaban un montón de horas allí, pero no estudiaban. Así, esas tres cosas generaron el espacio para construir la Formación Profesional Básica en Deporte (FPBD) y actualmente el área Deporte es una de las más de 18 diferentes que hay para transitar en Uruguay”.

Sobre el origen del bachillerato deportivo, Netto se explayó manifestando: “Surgió en una charla sobre cómo hacíamos para que los futbolistas asociados a la AUF culminaran su ciclo educativo. Nos preguntamos si debíamos profundizar áreas vinculadas al deporte. Recuerdo que con (Óscar) Tabárez y (Jorge) Franco, junto Etchandy y quien les habla, estuvimos en un ping pong de preguntas y respuestas. Fue allí surgió cómo construir la propuesta”.

Actualmente hay 1.900 que ya completaron el bachillerato deportivo y están cursando tecnicaturas o en el ISEF. Estos primeros resultados los resumió en una frase: “Antes estaban en la plaza jugando en un lugar que sentían propio, ahora se están formando”.

Sobre el éxito de la propuesta, sentenció: “Se ve que la propuesta tenía sentido, era pertinente, y la sociedad la abrazó”.

Finalmente, hablándole a los alumnos de tercer año que se encontraba en la ceremonia, dijo: “Esto por lo cual van a optar, vale la pena. No solo es ir a jugar, pero el juego también es parte del desarrollo humano. Van a ser profesionales de algo que es muy importante en Uruguay y va a permitir más espacios en la educación terciara”.

 

Etchandy: de aquellas charlas a esta realidad

 

“Hoy la Secretaría Nacional del Deporte trabaja codo a codo con todo el sistema educativo buscando que los deportistas no abandonen la educación, que estén en la educación formal, que sigan adelante y que el deporte, que también es una manera de educar, ayude y colabore con la educación formal. Por esa razón es muy importante para nosotros estar aquí”, explicó el Dr. Etchandy. “Felicitamos al Pallotti, que esté mirando hacia el futuro y observando este tipo de cosas que tan bien le hacen a la juventud de nuestro país”, subrayó.

El número dos de la SND, recordó durante su exposición cuando hace más de una década, en charlas con el ahora entrenador de la selección de fútbol Óscar Washington Tabárez y el Prof. Jorge Franco, hablaban sobre “esa necesidad que permitiera que el deportista también estudiara, que fue recogida por Wilson Netto y con el tiempo se transformó en los FPBD y hoy en este bachillerato deportivo que está felizmente en toda la República y que es una de las grandes cosas que se han hecho en los últimos tiempos y que fervientemente apoyamos desde la Secretaría, porque deporte y educación siempre deben ir de la mano”.).